Bienvenido/a : Invitado

Obtenga por e-mail info. de interés, cursos, eventos y más.

Encuestas
Inicio Noticias Operadores inmobiliarios requieren norma que los regule, evite informalismo y “de garantías a los consumidores”

Operadores inmobiliarios requieren norma que los regule, evite informalismo y “de garantías a los consumidores”

Descripción :

Con expectativa, diferentes instituciones que agrupan a los operadores inmobiliarios a nivel nacional instan que, en lo que queda de la actual Legislatura, el Parlamento trate y apruebe el marco regulatorio de la actividad del sector, que acotaría la informalidad y le brindaría a los consumidores e inversores garantías de seguridad de lo que contratan, facilitando al Estado un mayor ingreso por recaudación tributaria.

El proyecto de “ley que regula la intermediación en la Actividad Inmobiliaria” permanece, desde hace más de un año, a la espera de que se expida sobre el mismo la Comisión de Constitución, Códigos, Legislación General y Administración de la Cámara de Diputados, a la cual ingresó, con votos de legisladores de todos los partidos con representación parlamentaria, el 8 de mayo de 2012.

El mismo, que fue generado por la CAMARA INMOBILIARIA URUGUAYA y cuenta con el visto bueno de todas las Cámaras asociadas a la misma; Asociación de Inmobiliarias de la Costa de Canelones, Cámara Inmobiliaria de Colonia, Cámara Inmobiliaria de Maldonado, Cámara Inmobiliaria Maragata, Cámara Inmobiliaria de Paysandú, Cámara Inmobiliaria de Rivera, Cámara Inmobiliaria de Rocha, Cámara Inmobiliaria de Salto, Cámara Inmobiliaria de Soriano y con las siguientes instituciones que adhieren; la Asociación de Agentes Inmobiliarios del Uruguay (ADIU), Asociación de Inmobiliarias de Punta del Este (ADIPE), Asociación Nacional de Rematadores, Tasadores y Corredores Inmobiliarios (ANRTCI), Cámara Uruguaya de Turismo (CUT) y el Colegio de Administradores de Propiedad Horizontal (CAPH), fue entrado el 28 de marzo de 2012 al Parlamento, en un acto cumplido en la antesala de la Cámara de Representantes y signado por todos los integrantes de la Comisión de Turismo de Diputados.

Posteriormente, representantes de las entidades promotoras de la propuesta mantuvieron en octubre una reunión con la Ministra de Turismo, Liliam Kechichian, se atendieron las observaciones y sugerencias del MINTUR, contándose así con el visto bueno de dicha cartera de Estado.


UNA REGULACION NECESARIA

Mediante el proyecto, elaborado originalmente por la Comisión Ley y Mandatarios de Asamblea de CIU, se apunta a contar con una normativa adecuada para contener el crecimiento de la actividad inmobiliaria ilícita, a la vez que desmotivaría y aplicaría sanciones a quienes ejercen esta actividad por fuera del circuito formal. La propuesta previene, crea un registro de Operadores Inmobiliarios, empresas inmobiliarias y Tasadores, fija las bases para su fiscalización y hasta habilitaría a condenar todo tipo de operativa ilegal, ordenando así un sector que está demostrado, es relevante en la economía nacional.

Con su puesta en marcha, señalan sus promotores, tanto el consumidor como el inversor nacional o extranjero encontrarían estabilidad, seguridad, confianza, certeza y profesionalismo a la hora de comprar, vender, arrendar o solicitar el avalúo de una propiedad.

Cabe recordar que el sector está solicitando una regulación desde hace mas de 20 años y en esta oportunidad la casi totalidad de las gremiales del país que trabajan en el sector avalan este proyecto, además del apoyo del Ministerio de Turismo.


LO QUE ESTABLECE EL PROYECTO

El proyecto propone la creación de un registro donde las empresas inmobiliarias, Operadores Inmobiliarios y Tasadores, mediante su inscripción y aportes, financiarán la fiscalización y el control del sector para tender a desestimular el informalismo.

A su vez la figura del Operador Inmobiliario matriculado y profesional con estudios terciarios o universitarios, será quien tendrá la responsabilidad de la gestión de la empresa inmobiliaria y el compromiso que la misma asume con cada uno de los clientes, estableciendo derechos, obligaciones, prohibiciones y sanciones para proteger los intereses de los consumidores.

Voceros de los promotores de la ley aseguraron que esta práctica es normal en los países del MERCOSUR, entre otros, que disponen de estrictas normas legales para que la actividad inmobiliaria esté vedada y penada para contrarrestar a los intermediarios ilegales.

El proyecto comparte, asimismo, la libre disposición del propietario, que puede optar por realizar su negocio directamente o requerir los servicios de un profesional inmobiliario.

Los agentes inmobiliarios aseguran que el informalismo, en el sector que sea, “es un insulto a la honestidad del profesional formal, menoscaba la capacidad de competencia y se percibe en la realidad como un creciente y multiplicador hecho ilegal que, por el solo hecho de hacerlo parecer normal, se arraiga cada vez más en los usos y costumbres del mercado”, por lo que se considera que “es imprescindible contar con una legislación clara, precisa y regulatoria, tal como la que promueve el proyecto que está a la consideración del Parlamento”.


EVITAR LA EVASIÓN FISCAL

Los representantes de las instituciones promotoras del proyecto aseveraron que “el informalismo es barato para todos los actores que lo consienten, pero no por ello deja de ser un negocio muy caro para el país. Por un lado, por las pérdidas que la evasión fiscal significa para todos nosotros como ciudadanos, más allá de nuestra pérdida comercial particular. Es que se pone en riesgo la rentabilidad y, en definitiva, la existencia de muchas empresas formales, con los perjuicios que conlleva el hecho de un cierre comercial, independientemente de la desocupación que eso conlleva”.

Agregaron que cuando existen empresas fuera del circuito formal, “no solo se dejan de pagar impuestos, sino también hay desprotección de trabajadores. Y un trabajador desprotegido hoy es un cargo para toda la sociedad mañana”.

Vale recordar que, según el estudio encomendado a la consultora CIFRA en 2011, solo un 34 % afirma haber concretado su compraventa por intermedio de una inmobiliaria establecida, únicamente un 40 % de alquileres transados en la capital se concretan a través de una inmobiliaria y nada más que un 20% de los alquileres de temporada se acuerdan dentro del circuito formal.

“Al no existir todavía una normativa que regule la actividad formal y defienda al usuario, no debería llamar la atención nuestra percepción de que el informalismo ha seguido creciendo ya pasados casi dos años de la realización del referido estudio”, dijeron los agentes inmobiliarios que promueven la aprobación del proyecto.


PREGUNTAS CON RESPUESTAS

¿Qué es lo que propone el proyecto?
Establecer derechos y obligaciones de las empresas inmobiliarias, derechos y obligaciones de los comitentes del servicio inmobiliario (compradores, vendedores, arrendadores y arrendatarios), y sanciones por incumplimiento.

¿Qué beneficios aporta para el mercado inmobiliario?
Enmarcar claramente quién es un Operador Inmobiliario y bajo qué condiciones puede ejercer su profesión. Por lo tanto, marca un punto de inflexión en la historia del mercado inmobiliario del Uruguay, dando nacimiento a la profesión de Operador Inmobiliario (artículos 1º y 2º).

¿Cuáles son las ventajas para el cliente?
Sabrá cuáles son los profesionales habilitados y capacitados técnica y profesionalmente para ejercer la profesión, tener la certeza de las condiciones y honorarios a través de un contrato y contar con todas las garantías para su inversión.

¿Qué beneficios obtendría el Estado?
La regulación de la actividad le permitiría asegurar el cobro de los debidos tributos, que hoy son particularmente magros debido al alto informalismo constatado. Como ejemplo, la consultora CIFRA, en un estudio de 2011, señaló que más s del 61% de las transacciones de compraventa, más del 58% de los arrendamientos anuales de todo el país y más del 81% de los arrendamientos postemporada se concretan por fuera del sistema inmobiliario formal.

Espacio contratado

Fuente: El País

Fecha :
06/Jun/2013
Info.
ICIU
Tel : (+598) 2901 0485 2902 8266
Horario : Lunes a Viernes de 10:00 a 18:00hs
Dirección : Av. Uruguay 820 - Montevideo-Uruguay